lunes, 18 de abril de 2016

Salchichón de chocolate y almendra

Cuando hay peques en casa, si algo me gusta hacer con ellos, es sorprenderlos. Merendar con este salchichón de chocolate siempre es un acierto y varios "ojos como platos" nos han regalado momentos la mar de divertidos. Y a vosotros, ¿qué os parece? :)


He probado esta receta varias veces y nunca era capaz de subirla al blog. Hoy, por fin, está aquí y espero que la disfrutéis como nosotros lo hacemos. Mis primeras veces fueron con una receta un poco distinta que incluía yema de huevo y estaba muy rica, la verdad. Sin embargo, me inclino más por la misma receta pero sustituyendo el huevo por nata. También es cierto que, al principio, no incluíamos almendra laminada. Ahora, este ingrediente nunca falta.


¿Nos ponemos a preparar este delicioso postre? Pues, venga, apuntad :)

Ingredientes: 
  • 200 gr. de chocolate negro para postres.
  • 200 ml. de nata. 
  • 200 gr. de galletas (en mi caso, tipo María, pero podéis añadir las que más os gusten).
  • 100 gr. de mantequilla sin sal.
  • 70 gr. de almendra laminada (esto es opcional, incluso podéis añadir otro fruto seco).
  • Azúcar glas para rebozar.

Preparación:
  • Comenzamos triturando las galletas. Dividí la cantidad en dos partes: una la troceé y la otra parte la trituré. 
  • En una olla a fuego lento, calentamos la nata junto a la mantequilla. A continuación, añadimos el chocolate hasta que se deshaga. 
  • Sacamos del fuego la olla y añadimos las galletas y las almendras.
  • Mezclamos bien hasta integrar los ingredientes.
  • En la encimera, extendemos el papel film transparente y vamos formando cilindros con la masa, que cerramos apretando bien y dejándolos lo más unifome que sea posible. 
  • Una vez terminados, los dejamos en el frigorífico durante unas horas hasta que endurezcan.
  • Antes de servir, rebozamos el salchichón de chocolate en azúcar glas para dar un aspecto más parecido a este embutido. 
  • Por último, ¡disfrutar!


¿Os ha gustado? Os animo a probar y sorprender a los vuestros con este rico salchichón. Nos vemos pronto y os deseo una muy feliz semana. Mil gracias por estar tan cerca.

Biquiños a montones,


jueves, 7 de abril de 2016

Galletas de Cerveza

Llevo mucho tiempo alejada de este espacio. Y, sin embargo, hoy vengo dispuesta a dejaros unas galletas más que deliciosas que seguro os van a gustar o, al menos, eso espero :)

No he dejado de hacer galletas durante este tiempo, si bien es cierto, que han sido galletas con recetas que ya había compartido con vosotros anteriormente. En esta ocasión, me apetecía probar algo diferente y estas deliciosas galletas de cerveza han sido la mejor elección. 


La receta es de mi estupenda compañera María José que, a su vez, la tomó prestada de nuestra otra compañera todoterreno Chus. Viniendo de ambas, estaba segurísima de que estas galletas serían un éxito y ¡vaya si lo han sido! Son realmente un verdadero disfrute. 

Vamos con ellas:

Ingredientes:
  • Una yema de huevo.
  • 200 gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 100 gr. de azúcar.
  • Una pizca de sal.
  • Seis cucharadas soperas de cerveza.
  • 300 gr. de harina de fuerza (en la receta original, 350 gr.). 
  • 50 gr. de harina de teff (en la receta original no se añade).
  • Panela o azúcar glas para espolvorear.

Preparación:
  • Comenzamos batiendo la mantequilla con el azúcar y la pizca de sal.
  • A continuación, añadimos la yema de huevo y las cucharadas de cerveza. Seguimos batiendo hasta integrar.
  • Es el turno de la harina que vamos incorporando poco a poco y que habremos tamizado previamente.
  • Pasamos la masa sobre la encimera y amasamos hasta formar una bola que podamos manejar sin que se nos pegue. Estiramos con el rodillo. He usado el grosor de 6 mm. Con el cortador elegido, damos forma a las galletas que iremos pasando a una bandeja de horno forrada con papel de horno.
  • Finalmente, horneamos a 200º durante 15 minutos y las espolvoreamos con panela o con azúcar glas, según el gusto de cada uno.


Os animo a que no dejéis de preparar estas exquisitas galletas. Como veis, son muy fáciles de hacer y gustarán a todos en casa. Ah! Deciros que están mucho más ricas al día siguiente :)

No hay nada mejor para relajarse y para pasar un rato divertido que encender el horno y "galletear" ¿A qué esperáis?

Feliz próximo fin de semana y hasta pronto. Biquiños a montones,


sábado, 5 de marzo de 2016

Tarta sencilla de melocotón para, por ejemplo, ¡merendar!

Preparar una merienda espectacular y, por supuesto, sabrosa no tiene porqué ser una tarea complicada. En casa, no somos de postres muy elaborados, pero sí nos gusta variar. Por eso, hoy os traigo como propuesta una tarta sencilla de hojaldre y melocotón que hará las delicias de toda la familia.


Para esta tarta, he utilizado un bote grande de melocotón en almíbar que todavía conservaba de la maravillosa cesta que tuve la suerte de ganar durante la V Xuntanza Bloggers Gastronómicos Gallegos y que se celebró en Pontevedra el pasado mes de octubre. ¡Qué bien me lo pasé ese día! Perdonadme el inciso :) Bueno, a lo que voy. Aún así, podéis prepararla con melocotón natural o, incluso, por qué no, con cualquier otra fruta que a vosotros más os apetezca. Estoy pensando que con unas peras conferencia tiene que estar más que divina. 


Os dejo la receta a continuación:

Ingredientes:

  • Una lámina de hojaldre o también, como yo hice, de masa quebrada.
  • Una lata grande de melocotón en almíbar.
  • 3 huevos medianos.
  • 200 ml. de nata líquida.
  • 6 galletas tipo digestive.
  • 2 cucharadas bien colmadas de panela o azúcar de caña.

Preparación:

  • Ponemos a precalentar el horno a 200º. Preparamos el molde a usar forrándolo con papel de horno. En él, colocaremos la masa quebrada que antes habremos estirado un poco con el rodillo. Mi molde es bastante grande y a mi me quedó un poco justa.
  • Normalmente, suelo meter en el horno el molde con sólo la masa unos cinco minutos, el tiempo que me lleva picar las galletas digestive y mezclarlas con la mezcla de los huevos, nata y panela.
  • Saco la masa quebrada del horno, coloco sobre ella los melocotones que previamente habré secado un poco con papel de cocina y, por último, vierto lentamente la mezcla anterior. 
  • Finalmente, horneamos a 180º la tarta durante unos 30-35 minutos o hasta verla doradita.
  • Dejamos enfriar sobre una rejilla, aunque a mi personalmente me encanta templadita ¡pero no lo tengáis en cuenta! :) 


Por supuesto, podéis espolvorear la tarta con azúcar en polvo. Siempre quedará más dulce y vistosa. 

Me despido ya, deseándoos un recién estrenado mes de Marzo maravilloso. Biquiños a montones,



martes, 23 de febrero de 2016

Bundt Cake de Nutella

No puedo decir que mi horno esté funcionando a pleno rendimiento, pero sí que he retomado la buena costumbre de hornear cada semana uno o dos bizcochos para disfrutar en desayunos y meriendas. En esta ocasión, y tras dos bizcochos de kiwi, me he decantado por un bizcocho goloso donde los haya y que no dejará indiferente a nadie. Cierto es que si el sabor es maravilloso, su presencia gracias a un estupendo molde Nordic Ware tampoco está nada mal. Un bizcocho precioso, me atrevería a decir :)


Últimamente, debo reconocer que me esfuerzo no todo lo que pudiera con las fotos de las recetas que comparto con vosotros. Cuánto más composiciones fotográficas observo en otros blogs, más consciente soy de lo mucho que me queda por aprender. Con todo, no me apetece entrar en esa tesitura de conseguir el mejor enfoque, la mejor luz... La mayoría de mis recetas se hacen y se comen en el momento, casi todas diría yo, y es por ello que no creo que vaya a dejar de seguir haciéndolo del mismo modo. Me encanta visitar a los blogs que admiro, que son muchos, y me encanta ver su evolución y el esfuerzo que en ella se deposita. Es un verdadero placer y os estoy muy agradecida por tanta belleza. El mío siempre será un blog de los de andar por casa, con días mejores y días peores, y espero que sepáis perdonarme por ello. 


La receta la descubrí en el siempre maravilloso blog de Silvia, Mi Dulce Tentación. Vamos a ello:

Ingredientes:

  • Dos huevos medianos.
  • 120 gr. de azúcar.
  • 400 ml. de nata 35% de materia grasa.
  • 300 gr. de Nutella.
  • 250 gr. de harina de repostería.
  • 40 gr. de cacao puro en polvo sin azúcar.
  • Una cucharadita de levadura.

Preparación:

  • Engrasamos el molde a utilizar. En mi caso, he optado por el molde Nordic Ware Chiffon Bundt.
  • Comenzamos batiendo los huevos y el azúcar.
  • A continuación, añadimos la nata y la Nutella y batimos hasta integrar.
  • Es el turno de la harina, el cacao y la levadura, todo previamente tamizado. Batimos lo necesraio hasta volver de nuevo a integrar todos los ingredientes. 
  • Vertemos la mezcla sobre el molde e introducimos en el horno durante unos 55 minutos aproximadamente a una temperatura de 180º.
  • Una vez pasado ese tiempo, dejamos templar el bizcocho en el molde durante unos 5/10 minutos y luego lo pasamos a una rejilla para enfríar. 
  • Podéis espolvorearlo con azúcar glasé o, como hice yo, con un poco de cacao en polvo y canela.
  • Por último, ¡disfrutar!

Espero que disfrutéis de la última semana de febrero. Pronto se acerca Pascua y habrá que empezar a pensar en otros menesteres. Mientras tanto, endulzar al máximo vuestros días. 

Biquiños mil, 


sábado, 13 de febrero de 2016

Piruletas de hojaldre rellenas de Nutella y ...¡regalo!

Ésta es una de esas publicaciones que se hacen aprisa, con toque familiar y casero y cuyo objetivo primordial es haceros un bonito detalle aprovechando que mañana es San Valentín. Esta tarde, hemos preparado una dulce merienda, de ésas que saben a poco porque nada es suficiente y que se preparan con la ayuda de muchas manos.

Los que nos seguís habitualmente sabéis lo mucho que nos gusta el hojaldre y lo socorrido que es. En días lluviosos como los de hoy, siempre es un recurso de éxito meter a los más peques de la casa en la cocina y dejarlos que se conviertan en auténticos minichefs por unos minutos o simplemente en profesionales de la "fotografía de postres" :)

Os dejamos un paso a paso para que veáis lo sencillo que es preparar estas piruletas de hojaldre rellanas de Nutella. 


Sólo es necesario tener:
  • Una o dos láminas de hojaldre según la cantidad de piruletas que queráis preparar (siempre utilizo las del Lidl, las que más me gustan). 
  • Nutella.
  • Un huevo para pincelar.
  • Azúcar moreno.
  • Unos palitos que bien pueden ser también los de madera para hacer brochetas.

Como podéis ver en las fotos, la preparación es muy sencilla:
  • Estiramos el hojaldre y con un cortador con forma de corazón damos forma a las piruletas.
  • Les colocamos los palitos o brochetas.
  • En el centro, colocamos una cucharadita de Nutella.
  • Tapamos el relleno con el hojaldre, pinchamos y sellamos con un tenedor.
  • Pincelamos con el huevo batido previamente.
  • Espolvoreamos azúcar moreno para rematar.
  • Finalmente, podemos introducirlos en el horno a 180º unos 15 minutos o hasta ver que salen doraditos.


¿Os han gustado? En nuestra cocina, han desaparecido en un abrir y cerrar de ojos. 

Y ahora toca el momento de haceros un bonito regalo que mi amiga Fátima ha preparado. Si aún no tenéis dónde guardar vuestros dulces para San Valentín, os enseño esta preciosa cajita que podéis imprimir de forma gratuita desde la tienda online Dulcerío del Bueno para todo aquel o aquella que quiera llevársela. Hacerlo es muy sencillo. Simplemente hay que seguir los pasos como si de una compra se tratase, pero sin ningún tipo de coste. Os dejo el enlace para hacerlo AQUÍ



A mi me parece muy bonita :)

Nos vemos muy pronto ¡Feliz San Valentín! 


viernes, 5 de febrero de 2016

Trencitas de almendra con aceite de oliva y vino

Tenía muchas ganas de preparar una merienda especial para deleitar a unos amigos y, aunque lo normal sería por estas fechas ofrecer rosquillas, orejas, filloas o, si me apuras, flores de carnaval o unos deliciosos castagnole, al final decidí que estas trencitas de almendra serían un buen regalo para los ojos y el paladar. 


Recuerdo que descubrí estas trencitas hace tiempo gracias a María, que tiene unas manos maravillosas. Su receta es una adaptación de la original que personalmente seguí y que podéis ver AQUÍ. Ambas son una maravilla y os animo a probarlas.


Es muy sencillo preparar este rico dulce. Con las cantidades que os pongo a continuación salen aproximadamente 18 unidades. Os dejo ya la receta:

Ingredientes:

  • Un kilo de harina de trigo.
  • 300 gr. de azúcar.
  • 300 gr. de vino blanco seco.
  • 300 gr. de aceite de oliva virgen extra.
  • 100 gr. de almendra molida.
  • Una pizca de sal.
  • Una cucharadita de esencia de vainilla.

Preparación:

  • Primero, ponemos juntos en un bol los ingredientes secos:  harina, almendra, azúcar y la pizca de sal.
  • A continuación, añadimos los ingredientes líquidos: aceite, vino y la esencia de vainilla.
  • Mezclamos todo batiendo lentamente hasta que, al final, toca mancharse las manos para amasar poco a poco la mezcla. Debe quedar una masa compacta que pueda trabajarse con las manos.
  • Es el momento de ir preparando bolas de masa de unos 35 gr. cada una. Luego, tomamos de tres en tres las bolas. Las vamos estirando hasta formar unos cordones de 16-18 cms. de largo que uniremos por una punta y con los que a continuación prepararemos las trenzas. 
  • Podéis rebozar en azúcar las trenzas o, simplemente, una vez dispuestas en la bandeja de horno podéis espolvorearlas generosamente de azúcar.
  • Horneamos a 180º unos 30 minutos o hasta que veáis que se ponen doraditas.
  • Por último, las dejaremos enfriar en una rejilla y listo. ¡A disfrutar!

Creo que puedo aseguraros que con un par de trenzas estaréis más que satisfechos :) Queda luego pasear para bajar esas calorías, porque nos esperan días de excesos en comidas y postres típicos del carnaval. Disfrutar muchísimo de estas divertidas fiestas ¡Aprovechad! Nos vemos pronto.

Biquiños mil,  


lunes, 1 de febrero de 2016

Tarta de queso mascarpone y yogur

Y, por fin, llegó el nuevo horno a nuestro hogar. Fue el pasado viernes el día señalado, pero no ha podido ser hasta el domingo cuando pude estrenarlo y...¡estoy muy feliz! Todavía estamos en fase de comprendernos el uno al otro, jajaja... pero parece que, con tiempo, finalmente, nos llevaremos bien :) Y, para estrenarme, hemos elegido en familia una sencilla tarta de queso mascarpone y yogur que desapareció en un visto y no visto porque nos encanta. Ya publiqué esta receta hace dos años en el blog, pero siempre está maravillosamente bien recordarla. No quería arriesgarme con recetas nuevas la primera vez que enciendo un horno desconocido, aunque ahora ya estoy lanzada, jajaja....


Tengo que adaptarme a este nuevo "juguete" y a sus distintas funciones (no es tan difícil, lo sé :)  Al final, hemos adquirido un horno de marca Bosch y, bueno, estamos satisfechos. La tarta, como véis, no es muy grande, pero lo suficiente para quitarnos el gusanillo de poder disfrutar después de varias semanas de un dulce hecho en casa. 


La receta es muy simple y os la dejo a continuación:

Ingredientes: 
  • 3 huevos L.
  • 300 gr. queso mascarpone.
  • 2 yogures (en nuestro caso, yogures griego)
  • La ralladura de un limón (Si preferís, podéis obviar la ralladura y optar por un yogur natural y uno de limón).
  • 100 gr. de azúcar (no queda quizás muy dulce, pero a nosotros nos parece que queda bien. Probad con 20 gr. más). 
  • 45 gr. de maizena.

Preparación:
  • Primero, preparamos el molde a usar forrando la base con papel de horno.
  • Batimos los huevos, el azúcar y la ralladura de limón a velocidad alta.
  • Luego, añadimos el queso mascarpone y el yogur y seguimos batiendo hasta integrar. 
  • Por último, incorporamos poco a poco la maizena.
  • Vertemos la masa resultante en el molde elegido e introducimos en el horno previamente precalentado a 180º durante 55-60 minutos.  Una vez hecha la tarta, la dejamos enfriar sobre una rejilla hasta degustar.


Si os apetece, podéis espolvorear la tarta con azúcar glas o cacao o bien cubrirla de mermelada de fresa u otra que os guste más, incluso con sirope de chocolate. La verdad es que, de una forma u otra, esta tarta está muy rica siempre. Otra opción es sustituir la maizena por harina (la de teff, por ejemplo) y añadir además una cucharadita de levadura. Esta tarta se presta a variaciones múltiples. 

Para ver otras recetas distintas de tartas de queso que nos han gustado, pinchad AQUÍ.

Hasta pronto y feliz semana. Biquiños a montones,