jueves, 13 de marzo de 2014

Suspiros... de merengue.

Sí, últimamente mi vida crece en suspiros... Estoy empezando a sentir que algo se complica aunque esté llena de alegría. Suspiros de inquietud se abren camino cada vez con más fuerza, dispuestos a ganar la carrera. Aprendo que es uno mismo el que debe comprender que son muy pocos, poquísimos los que entiendan un camino que no han tenido que recorrer y, mientras mi capacidad de ofrecer empatía aumenta, me doy cuenta de que seguimos hablando mucho y escuchando poco. 

Por todo eso y sin perder la sonrisa, procuro poner en práctica este remedio: cultivar la felicidad centrándome en lo verdaderamente PRESENTE, y en todo lo que en su interior habita... Mi trabajo me cuesta a veces :)

Y así, verdaderamente presentes, están estos dulces suspiros de merengue.


Los suspiros, también conocidos como merenguitos, son un clásico de la repostería casera, una delicia que consigue transportarte a la infancia simplemente con un mordisco.

Dado su largo tiempo de horneado, yo diría que son ideales para hacer ahora en invierno, aunque parezca que estemos inmersos ya en una incipiente primavera :) Sencillos en su preparación, resultan además una forma magnífica de aprovechar las claras que nos pueden quedar en la nevera. 

Vamos con ellos:

Ingredientes:
  • 3 claras de huevo.
  • Una pizca de sal.
  • 150 gr. de icing sugar o azúcar glasé.
  • Una cucharadita de esencia de vainilla (opcional).
  • Colorante (opcional).
Preparación:
  • Lo primero es poner el horno a calentar a unos 100º y ya de paso forramos la bandeja de horno con papel de horno o vegetal.
  • Seguimos batiendo las claras con una pizca de sal hasta que empiecen a montarse.
  • Lentamente, vamos incorporando el azúcar y continuamos montando las claras. Añadimos también la vainilla y si queréis el colorante.
  • Batimos hasta conseguir que estén fuertemente montadas.
  • Ahora preparamos una manga pastelera con una boquilla y vamos haciendo pequeños montoncitos sobre la bandeja.
  • Es el momento de pasar a hornear el merengue durante hora y media. Tras este tiempo, apagaremos el horno y en su interior dejaremos los merenguitos secando un poquito más.
Espero que os hayan gustado y que no tardéis en probarlos si no lo habéis hecho ya. Se me olvidaba deciros que en lugar de una boquilla lisa podéis utilizar en la manga pastelera una boquilla de estrella, para que vuestros suspiros tengan la forma más habitual de "besito".

Y tras esta entrada tan personal, un tanto meditativa y en apariencia desconexa :))) os deseo un muy feliz próximo fin de semana.

Biquiños a montones,


21 comentarios:

  1. Hola Vero, me encanta el merengue, y por ende, estos suspiros, yo prescindo del colorante porque me gustan blanquitos....;). Un besote corazón y feliz jueves.

    ResponderEliminar
  2. Ummmmmmmmmm que maravilla, me recuerdan a cuando era pequeña, estos dulces me volvían loca.........te han quedado estupendos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Vero.
    que ricos suspiros que me hacen suspirar, jejjej,me los como con dulce de leche, mmmm
    besitos

    ResponderEliminar
  4. se ven super un postre goloso aquì le llamamos besitos jejej,abrazos

    ResponderEliminar
  5. Vero, la vida es un suspiro , que diría el poeta...........También yo ando últimamente suspirando por las esquinas , tratando de ganar batallas que a priori parecen perdidas pero somos chicarronas del Norte y nos damos por vencidas facilmente, mientras haya salud, lo demás ya vendrá rodado, mejor vivir el momento, tratar de no pensar demasiado (cosa difícil de llevar a cabo) y dejarse llevar , como dice una amiga mia, lo bueno siempre está por llegar , aunque se haga el remolón , pero tarde o temprano llega........... asi que venga, suspiremos o no, endulcémonos con estos merengues que tienen que ser una bendición como todo lo que sale de tu cocina.
    Animo princesa y un abrazo prieto, prieto <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quería decir que no nos damos por vencidas facilmente ;)

      Eliminar
  6. Vero , como bien dices la vida va de suspiro en suspiro , y con la época en la que estamos más. Dices que son ideales para preparar en invierno, pero te voy a contar un secreto: en mi horno de leña , cuando se le va acabando el calor , se hacen de maravillo, así que tomo nota de tu receta.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  7. Todo un clásico que están de rechupete :)
    Besos

    ResponderEliminar
  8. ¿seria raro decir que me gustan tus merengues? jejejeje Espero que tus anhelos pronto se cumplan, ya ves, como si no quisiera la cosa, ya estamos con un pie dentro de la primavera, ya mismo llega el tan anhelado verano y ojala y pronto tu alegría. Muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk.

    ResponderEliminar
  9. Que buena pinta Verónica. Yo tengo poca paciencia pero intentaré animarme a hacerlos y esperar por el horno jejeje
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Vero que te podia decir yo con todo mi corazon, te lo voy a poner e mayusculas para que la fuerza sea mayor Asi que FUERZA Y PARA DELANTE, que los suspiros son aire y se van al aire, animos, me llevo unos cuantos suspiros y asi suspiro yo tambien que lo hago muchisisisomas veces Vero, moitos bikiños guapa

    ResponderEliminar
  11. Ohhh, qué preciosidad de suspiritos, perfectos!!! Adoro el merengue, qué cosa más rica!!!

    ResponderEliminar
  12. Menudo bocado mas delicioso y delicado!!besos

    ResponderEliminar
  13. Uummmmmmmmmm suspirando me tienes por uno de estos divisinisimooooooos merenguitos seguro estan de muerte relentaaaaa.
    Que pena no estemos mas cerca para compartir mesa mañana y disfrutar del #CocidoDay.
    Bicos mil y feliz finde wapisimaaaaa.

    ResponderEliminar
  14. Vero, cuanta razón tiene hija mía, andamos con tantas prisas que apenas tenemos tiempo para escuchar a los que tenemos alrededor, y cuando lo hacemos estamos tan agotados que no nos enteramos ni de la mitad de las cosas (o por lo menos es lo que a mi me pasa) aunque con una simple sonrisa se pueden hacer milagros.

    La que suspiro soy yo en estos momentos viendo esos deliciosos merengues y no poder catarlos jaja
    Un biquiño guapetona

    ResponderEliminar
  15. Hola Vero!. Me encantan los suspiros y te han quedado fantásticos, a ver si me animo un día y me pongo con tu receta porque tienen que estar más que ricos!!. Y si te sirve de algo, de un tiempo a esta parte tal y como están las cosas, yo soy de las que pienso que hay que intentar vivir el presente de la mejor manera posible aunque hay momentos que cuesta francamente mucho, pero bueno tenemos que intentarlo. No te parece?. Que tengas un feliz finde y besitos!

    ResponderEliminar
  16. No se quien podría resistirse a estos suspiros porque es inevitable imaginar darles un mordisco, te quedan fantásticos y ya tengo ganas de comerlos.
    Estoy impaciente por recibir el paquetito ¡Gracias encanto! Ya te aviso cuando llegue.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. que rico todo lo que haces vero¡¡¡besines

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias a todas por dedicar unos minutos de vuestro valioso tiempo a venir a visitarme y dejarme estos comentarios tan bonitos. Sois unos amores! Biquiños a montones!!!!!

    ResponderEliminar
  19. ¡¡Ay Vero!!

    ¡Qué cosa tan bonita y yo sin conocerla! ¡Y te han quedado con una textura perfecta! Y no sabes cómo te entiendo... Espero que la vida te depare muchos más suspiros de alegría que de infelicidad, pero tienes tanta razón en eso que dices de que la gente se para poco, muy poco a escuchar...

    Te deseo suerte a raudales y también, comprensión... y mientras tanto, no dejes de regalarnos delicias como éstas que aportan alegría tan sólo con mirarlas.

    ¡Un montón de biquiños y un abrazo bien grande!

    Yoly.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...